0

    Tu carrito está vacío

    La mano del pintor

    Mi tatarabuelo Teodosio Luque cursaba el ultimo a¤o de Medicina cuando fue enviado a la Guerra del Paraguay. En la Batalla de Curupayti tuvo que amputarle la mano a un soldado para salvarlo. Era Candido Lopez, el pintor, y la mano herida era su mano habil. Durante los a¤os siguientes Candido entreno su mano izquierda y logro pintar 52 de los 90 bocetos que habia hecho sobre la guerra. Uno de sus cuadros estuvo durante a¤os abajo de mi cama, y Candido se me aparecio un dia en mi casa para pedirme que terminara sus pinturas. Nos hicimos amigos, me conto su vida y su experiencia en la guerra, trato de ense¤arme a pintar al oleo y yo le ense¤e a hacer un fanzine y a tomar helado, y entre los dos hicimos este libro.