0

    Tu carrito está vacío

    Pecados originales

    Pecados originales se destaca por su excelente calidad
    literaria. La voz narrativa es fuerte, no vacila, lo cual permite que el lector
    establezca de inmediato un pacto entre lo que lee y su interioridad. Las
    situaciones están muy bien trabajadas, pese a la brevedad que exige el cuento.
    El mundo de los personajes que pueblan las páginas de la obra se revela con
    claridad y verosimilitud. El entorno físico está bien descrito, y hay diversidad,
    pues cada uno de los ambientes en los relatos tiene sus características
    propias. Los diálogos, que no son numerosos, dejan de lado cualquier afectación
    para centrarse en la idea que se quiere expresar de manera natural. La obra se
    distingue por un español que además de correcto es elegante, ajustándose bien a
    los diferentes temas y situaciones. Cabe destacar que la naturaleza sexual de
    los cuentos aquí contenidos, asunto difícil de trabajar y más aún cuando se
    trata de un libro extenso, se caracteriza por su abordaje delicado, sin caer en
    lo explícito y evitando al mismo tiempo cualquier tipo de autocensura. En este
    sentido, los relatos gozan de una libertad que le permite al lector ejercer
    también la suya.




    María Cristina Restrepo