0

    Tu carrito está vacío

    Su propio color

    El camaleón tenía un problema, a diferencia de los otros
    animales, carecía de un color propio. Cambiaba dondequiera
    que fuese, se volvía rojo entre las hojas en otoño y negro
    en las largas noches de invierno. Pero en la primavera,
    entre la hierba verde, encontró una maravillosa solución.
    Una propuesta perfecta para prelectores y para ayudar a
    reconocer los colores. Una fábula contemporánea para
    primeros lectores que nos invita a reconocernos y a
    aceptarnos, a superar nuestras inseguridades y que
    revela la importancia de la amistad y la comunicación.
    Las ilustraciones sencillas, con estampaciones y manchas
    de color, animan a pequeños y mayores a crear.