0

    Tu carrito está vacío

    Un bosque dormido

    Un bosque dormido es un libro de cuentos que también puede leerse como una historia más larga y fragmentada. Con un lenguaje que se debate entre maneras intelectuales y sencillas, este conjunto de cuentos propone un narrador franco y reflexivo que observa los detalles de las calles del barrio o que se obsesiona con las maneras en las que hablan las personas de Medellín, ciudad que, sin ser nombrada, está ahí sosteniendo el universo de cada historia.

    Un poco exploración adolescente, mirada a las distancias entre clases sociales, añoranza de un pasado sencillo, reflexión sobre la vejez y testimonio de la vida cotidiana en una ciudad donde lo narco era parte del paisaje, Un bosque dormido crea, con cada cuento, un mundo pequeño pero áspero. Allí, varios personajes masculinos crecen, se enfrentan y se chocan con un mundo donde dudan, fracasan, vagan por las calles, se enfiestan y se pierden, siempre desde la perspectiva un poco alejada de espectador, del que se queda al margen. Es interesante destacar la mirada que propone el autor Luciano Peláez ya que sus cuentos construyen la vida en un barrio de clase media en plena década de los noventa en Medellín, entendiendo este momento desde la experiencia de un testigo particular, un niño o un joven que vive su vida, sus días, en medio de esa vorágine de violencia, sin que necesariamente esta lo atraviese radicalmente todo el tiempo. En cambio, su perspectiva habla también del aburrimiento, de la vida de los muchachos que pasan el tiempo en la cancha del barrio, de la envidia al vecino rico y tal vez narco, de los lugares donde el tiempo se detiene y los viejos toman trago y escuchan música de otras épocas. Estos cuentos hablan de crecer, de la soledad y de una calle cercana y sencilla que puede irse construyendo con la lectura, como un rompecabezas siempre inacabado.